El salón

15/10/2018

Lectura, televisión o visita de la familia y amigos; el salón es un espacio de vida y de relajación que debería combinar movilidad y confort para todos. Los asientos especiales como los sillones elevadores, que ayudan a levantarse y a disfrutar del día a día sin complicaciones. 

Muchas personas de mayores en general pueden carecer de equilibrio o de fuerza muscular y pueden tener dificultades para levantarse del sillón. ¿Cómo pueden aprovechar el confort de un buen sillón y poder levantarse sin dificultades? 

Levantarse fácilmente del sillón

Los sillones elevadores eléctricos pueden ayudar a ganar autonomía permitiéndoles poder variar sus actividades sin aprehensión y sin necesidad de ayuda suplementaria. De este modo, algunos sillones permiten pasar de la posición acostada para una siesta, a la posición semisentada para relajarse frente al televisor, la posición sentada y luego a la posición elevada para incorporarse de manera sencilla. Un mando a distancia permite activar un motor colocado bajo el asiento, que permite elevarlo y acompañar el levantamiento sin esfuerzo.

Evitar las caídas

Hay que procurar tener una serie de medidas para mejorar la fluidez del espacio y el hogar para evitar caídas y otros problemas: 

  • Evitar los obstáculos en el suelo (cables eléctricos, revisteros…);
  • Retirar las alfombras deslizantes sin adhesivos en los extremos; 
  • Evite colocar objetos usuales en altura;
  • Iluminar suficientemente la habitación.