Las “piernas pesadas”

16/10/2018

Síntoma inicial de la enfermedad venosa crónica, la sensación de piernas pesadas puede disminuir gracias a medidas de higiene, actividad física y la elevación de piernas. 

La sensación de piernas pesadas puede acompañarse de un ligero hinchazón al final del día, fatiga, punzadas en el trayecto de las venas, pruritos, hormigueos y calambres.

En la insuficiencia venosa crónica, la sensación de piernas pesadas aumenta:

  • Al final del día; 
  • En posición erguida o sentada prolongada;
  • En la exposición al calor (calefacción en el suelo, baños de sol).

Disminuye:

  • Al despertar;
  • Con la elevación de los miembros inferiores;
  • Con la exposición al frío;
  • Con la caminata y el ejercicio físico;
  • Con la utilización de un dispositivo de compresión (media, calcetín, panty).

La práctica de una actividad física, la elevación de las piernas en reposo y por la noche, la utilización de prendas de vestir amplias y tacones poco altos (3cm), dejar de fumar y la lucha contra el sobrepeso son las medidas recomendadas para luchar contra la sensación de piernas pesadas. 

 

Fuente:
Collège des Enseignants de Médecine vasculaire et Chirurgie vasculaire. Item 136 : Insuffisance veineuse chronique. Varices. 2010-2011 Site Web Ameli : Les jambes lourdes, MAJ septembre 2017.